El chef José Carlos García marida y acompaña un espeto sin salir de la provincia

0
294

El reconocido cocinero con Estrella Michelin hace un breve repaso por los productos de temporada de la tierra y nos sugiere nuevas formas de degustar las sardinas

Torremolinos, 2 de julio de 2023. Algo tan sencillo como combinar  una sardina con queso fresco y un poquito de miel de caña de Frigiliana puede convertirse en uno de los aperitivos estrella para aquellos que quieran sorprender en casa y degustar en el paladar sabores propios de la tierra.

El chef Estrella Michelin José Carlos García reconoce con aplomo que el tradicional espeto de sardinas es uno de los platos estrellas de aquellos que se reúnen para almorzar en estos días de verano.  “Para mí un espeto es sinónimo de vacaciones, de relax, de amigos…Es una mesa en la que luego van a suceder más cosas. Es placer cien por cien”, incide. Sin embargo, asegura que la sardina es un producto versátil que tiene muchas posibilidades sin necesidad de salir de nuestra provincia.

A punto de celebrarse la novena edición del Concurso de Espetos de la Costa del Sol, organizado por el Círculo de Empresarios de Torremolinos y con el patrocinio principal de la Diputación provincial y Sabor a Málaga “El sabor que nos une”,  el chef nos da algunas ideas de cómo poder maridar un espeto e incluso da una vuelta de tuerca a este producto y nos cuenta fórmulas diferentes de degustarlo.

Desde su restaurante José Carlos García, ubicado en el Muelle Uno, recuerda que ahora es la temporada de los productos del mar; los protagonistas de muchos de los momentos que vivimos en esta época estival llegan directos del mar de Alborán, aunque no son los únicos. Las frutas de agua como son el melón, la sandía o los  higos, también son productos de temporada y de la tierra que podemos aprovechar; sin deja atrás los tomates. “Algo tan sencillo como un espeto con un buen tomate de nuestra huerta es delicioso”, resalta.

Asegura que es un producto con muchas posibilidades y recuerda cómo hace 20 años elaboró una propuesta revolucionaria en la que sacó los filetes de la sardina y eliminó las escamas para, tras sobrasarlos, acompañar con una masa de pan fermentada, cabello de ángel compuesto por hebras dulces y una vinagreta de pistachos y vinagre de manzana  y culminar con un helado de ajoblanco. Todo junto y magia en el paladar.

Otra forma es acompañarlo con un gazpacho de albahaca, manzana confitada o una vina,greta de tomate. “Tenemos quesos de cabra magníficos, hay que probarlos con este producto es una muy buena combinación; hasta con una sardina en conserva”, apunta.

Si se trata de maridar ahí no tiene duda. Un espeto debe tomarse con un moscatel Alejandría ; una propuesta con la que casa de forma exquisita ya que la sardina se presta a “vinos alegres”. También apuesta por un Pedro Ximénez en vino blanco, aunque, si lo que queremos es un aperitivo y sorprender al maridar sin tener que recurrir al vino recomienda las cervezas artesanales de la provincia con cuerpo, tostadas y buen lúpulo.

No todo tiene por qué ser sardinas espetadas y si algo recomienda en época estival es una buena lubina con adobo texturizado; una idea elegante y exquisita.  Aun así, nos desgrana su caballo ganador en esta época del año si tiene visita en casa. “No falta una ensalada de pimientos asados con un buen aceite de oliva, cebolla…Acompaño con calamares de la Caleta como aperitivo para pasar a un arroz. Personalmente me gusta de verduras con un buen calabacín,  berenjenas o tomates y, por último, un buen trozo de sandía”.  Asegura que la digestión es clave para este tipo de días que alargan la sobremesa y esta propuesta la respeta.